“Se ha quitado importancia a la alimentación adrede. Ahora todo es cuanto más rápido y barato, mejor”

Vídeo y texto @patriciasimon (Amayuelas, Palencia)

Edición vídeo Manuel G. Postigo

Eva Tordesillas es licenciada en biología, originaria de Santander y de una familia urbanita. Pero ahora también es propietaria de una huerta ecológica en Ampuero. Junto a su pareja dio el paso de trasladarse al medio rural por el difícil panorama laboral, pero también por una profundo compromiso con la preservación del medio ambiente, los usos tradicionales del campesinado y la conservación de las especies autóctonas.

Eva en su finca (P.S.)

Eva Tordesillas en su huerta (P.S.)

Eva recoge las cebollas mientras su bebé de menos de diez meses es cuidado a unos metros de ella por su sobrina. A veces se escucha los sollozos con los que la pequeña llama la atención de sus padres. Alrededor de ellos, los últimos tomates, pimientos o berenjenas de la temporada se muestran esplendorosos. Mientras, crecen los maizales, las verzas y espinacas que abastecerán a sus clientes durante el invierno. En esta entrevista, hablamos con Eva sobre el impacto de la agroindustria y los abonos químicos en la tierra y las aguas, el monopolio que intentan implantar grandes multinacionales en torno a la semilla, la utilidad de los grupos de consumo para mantener asequibles los precios de los productos ecológicos y que el trabajo del campesinado sea remunerado de manera justa, así como la creciente preocupación de la ciudadanía por consumir productos sanos, de temporada, y del entorno para fijar población en el medio rural.

“Se ha quitado importancia a la alimentación y creo que ha sido aposta. Antes, la gente tenía un tiempo destinado a alimentarse bien. Ahora es mejor cuanto más barato y más rápido”.