“Soy ganadera por vocación, no por obligación”

El paisaje se hormigoniza. Puestos a elegir entre la naturaleza y y el arte, y no digamos la industria, me quedo con la naturaleza. Si me dejan. Es que los españoles tienen una gran fe en el ladrillo. El progreso como mal necesario, que decía Unamuno.  El club de los faltos de cariño, Manuel Leguineche … Sigue leyendo “Soy ganadera por vocación, no por obligación”