“Sin el sector primario, el mundo no vive”

Vídeo, texto y fotografías: Patricia Simón (@patriciasimon) Edición vídeo: Manuel García Postigo El exministro de Agricultura y Pesca, Miguel Arias Cañete, el exbanquero Mario Conde –condenado por estafa y apropiación indebida de más de 43 millones de euros–, el Duquesado de Alba con más de 34.000 hectáreas de tierras, empresarios taurinos, dueños de cotos de caza y balnearios… Éstos son los cazadores de primas, los receptores del 80% de las ayudas a la agricultura y la ganadería (PAC) de la Unión Europea al campo español,  frente a un 20% de agricultores y ganaderos “activos”, es decir, que se ganan la vida vendiendo sus productos. Terratenientes, absentistas, especuladores… dueños de grandes fortunas que siguen lucrándose de unas  ayudas que se han reducido en un 18% con respecto a las de 2014, mientras se desploman los precios de los productos agrícolas y ganaderos y se encarecen los de la energía, los piensos, y el coste de la vida, en definitiva. Como en casi todas las explotaciones ganaderas, son los perros los encargados de darme la bienvenida. Custodian el hogar con celo hasta que “los humanos” identifican como bienvenida a la visita. Entonces, se tornan cariñosos y juguetones. Dos gatitos vigilan el depósito de la leche recién ordeñada por si cayera algo para ellos. En los prados colindantes, las vacas pastan junto a sus terneros. Un paisaje idílico que no muestra el esfuerzo y los apuros económicos que requiere mantener esta granja en pie. Su dueña, Milagros Roiz, es otra de las ganaderas asediadas por el desplome del precio de la leche.  “Hace 25 años hicimos una huelga, tuvimos un muerto, y nos...